Casa Enlatada

Contenedores marítimos, construcción alternativa y varios etcéteras

Mi casa finita, o de mis planes de mudarme a un contenedor marítimo

Casa de huéspedes hecha con un container de 40 pies

Algunos de ustedes ya saben, otros no, asi que lo anuncio oficialmente: me traslado a Treinta y Tres.

Motivo, cada día que pasa en esta ciudad de locos, más me fastidian las cosas cotidianas con las que hay que lidiar. Los ruidos, la basura, los planchas con celulares en los ómnibus, los vecinos que escuchan música a los gritos o arman una cocina de campaña en el parrillero (amenizada con música, of course). Y los chorros, los que te atropellan para pasar antes que vos, los autos que andan como locos, y los nenitos (santitos) que te aporrean con mochilas cuando pasan por el corredor del ómnibus… me tiene podrida este estilo nuevo de “yo hago la mía y vos reventá”.

Así que huyo. Voy a hacer como dice Zitarroza, “no te olvidés del pago si te vas pa’ la ciudad, cuanti más lejos te vayas más te tenés que acordar“… Yo me acuerdo de un Treinta y Tres que de seguro no es el de hoy en día, pero tengo la esperanza de que se viva más lento, de que haya más gente con mínimas normas de urbanidad y que todavía queden tres árboles de monte donde sentarse (abajo, claro) a tomar mate escuchando los pájaros…

Asi que mis planes son sencillos: traslado, comprar terrenito lo más lejos que se pueda del centro del pueblo, con suficiente espacio para tener dos o tres frutales, un par de flores y una casa finita… Una casa metálica y finita, un contenedor marítimo adaptado para vivienda.

Por eso estoy escribiendo esta nota, para responder a la pregunta que me hace todo el mundo cuando les digo que pienso comprar una lata de sardinas gigante y vivir tan pancha en ella… ¿Por qué un container?

Primero, porque es barato. Te lo hacen a gusto tuyo y quedan espectaculares, son herméticos (nada de mosquitos indeseables ni ráfagas de aire helado colandose por todos los agujeros), y como les ponen buena aislación, son muy fáciles de calefaccionar y de refrigerar.

Te los llevan a domicilio, y todo lo que vos tenés que hacer es cuatro pilotes de hormigón y alisar el terreno… Una verdadera casa de caracol, que se puede mover cuando quieras, y que se puede ampliar poniendole otro container al lado o arriba…

Mi container va a medir 12 metros de largo por 2,20 de ancho. Finito, si, pero no mucho más que algunos cuartos de apartamentos modernos. En ese espacio entra todo lo que yo necesito, mi cuarto completo, mis muebles de cocina, mi sofá cama casero y hasta mi biblioteca. Y por supuesto, mi computadora, mis tres gatos y yo. ¿Para qué más?

La empresa que los hace (hay varias en el mercado, yo tengo una vista que creo que me sirve más que las demás), bueno, ellos me lo hacen a pedido. Ventanas puestas donde yo quiero, los materiales se hablan si quiero poner algo que es distinto de lo que ellos usan (yo pongo el material y me cobran solo la mano de obra), todo personalizado.

Así que mi casa finita va a tener varios chiches raros (no caros, solo atípicos). Como un techo verde (sip, pasto arriba del techo, excelente aislante y me permite no aislar por dentro, dejar la chapa de acero pelada en el techo). ¿Eso por qué? Porque también va a tener una estufa de alto rendimiento (Ñuke Cabaña) y si una no quiere tener peligro de incendio más vale que haga caso con las normativas de seguridad, asi que nada de material inflamable en el techo. Esas estufitas (la hermana menor de la que puse en la foto el otro día) salen caras pero valen cada peso que pagás por ellas. Consumen una o dos astillas POR DÍA (si, por día, de leña seca) y te calientan 60 metros cuadrados a las risas. Podés sentarte a disfrutar el fueguito que se ve por la ventanita, mientras hacés un arroz o calentás agua para el mate. Una maravilla a la que pienso sacarle el jugo, se los puedo asegurar.

¿Qué más va a tener mi casa finita? Tres o cuatro buenas ventanas para que entre mucho aire y sol (con mosquitero, fundamental, para qué quiero una vivienda hermética si no es para librarme de esos bichos de porquería).

Va a tener un termotanque solar en el techo (casero, y facilísimo de hacer, puede calentar agua hasta 60 grados sin problemas, solo necesita sol y tiempo). Y algo parecido a una ducha de campamento (se compran en Argentina), un tanque plástico con roseta y una resistencia como la de las jarras eléctricas. Se llenan por arriba (con agua del termotanque, of course), o con agua calentada en la estufa. En otras palabras, mis planes son vivir en una casa energéticamente eficiente, diseñada para consumir poca electricidad y producir pocos gases de efecto invernadero.

Y no es una extravagancia de rico, se hace con unos 18, 20.000 dólares (container y estufa incluidos). Asi que me mudo a 33 a empezar un proceso nuevo. Cerca de mi familia, cerca de un montón de amigos viejos y otros conocidos que espero sean mis amigos el día de mañana. Y con un montón de planes un tanto locos, seguro muy raros, pero todos posibles con un mínimo de esfuerzo.

Los mantendré informados

¡Grande Flaco!!

¡Grande Flaco!!

Link al manual de Techos Verdes del arquitecto Gernot Minke. Para que vean de lo que estaba hablando :)

volver a iniciopost siguiente

Anuncios

23 comentarios el “Mi casa finita, o de mis planes de mudarme a un contenedor marítimo

  1. valentina
    28 julio, 2011

    Hola Inés, estoy interesada en esto de las casas container a medida.
    Con qué empresa lo hiciste?
    Gracias!
    Valentina

    • Inés I.
      28 julio, 2011

      Todavía estoy en proyecto (recién encontré el terreno y me falta casi todo el ahorro que necesito). Pero en Uruguay hay varias empresas que te pueden ofrecer contenedores ya acondicionados como vivienda (o el contenedor pelado para que vos lo armes a gusto). Te paso datos de dos de las que a mi me parecen más serias (hay más):
      Multicontainer (http://www.multicontainer.com/index.html) ofrece oficinas y containers con comodidades básicas, son la empresa más grande del mercado y tienen montones de unidades vendidas. Te cobran alrededor de 12.000 dólares por una unidad con mini-bañito y una mesada (el resto lo agregás vos). Tienen salón de exposición en Avenida Italia y hacen trabajos personalizados.
      Muelle Oriental (http://www.muelleoriental.com.uy/). También ofrece casas ya hechas, en containers de 40 pies. Salen 14.200 la de un dormitorio y 14.600 la de dos, son super amables en el trato y usan buenos materiales al hacer los containers.
      Puse un poco más de información aquí: https://casaenlatada.wordpress.com/2011/07/27/%C2%BFde-que-la-hago-tipos-de-construccion-accesibles-en-uruguay/
      Bueno, quedo a las órdenes para lo que necesites, saludos

  2. Inés I.
    28 julio, 2011

    Valentina, armé un post con alguna de la información que he ido recolectando sobre contenedores en Uruguay. Le puse links, así tenés algo de información para hacerte una idea, espero que te sea útil.
    https://casaenlatada.wordpress.com/2011/07/28/contenedores-en-uruguay-precios-y-materiales-disponibles/

  3. izcoatl garcia
    3 enero, 2012

    buena idea con los contenedores,lastima que en el centro de mi pais (mexico) sea muy dificil de llevar,estoy pensando en paredes de botellas pets,reciclar la basura y convertirla en mi casa, o el clasico ladrillo local

    • Inés I.
      3 enero, 2012

      Muchas gracias por leer el blog y por comentar. Suerte con tu casa (la hagas de lo que la hagas)
      Las botellas son una buena opción, aunque me da la impresión de que es complicado. Hay que rellenarlas con arena o tierra y asentarlas en barro. Para eso es más sencillo hacer adobe (o terrón volteado), y gastás más o menos la misma cantidad de tierra y arena.
      Otra opción son los fardos de paja (o heno, alfalfa, lo que se haga en México). Acá se consiguen con facilidad y son baratos (ser un país ganadero tiene sus ventajas), y el sistema de construcción es rápido y bastante simple. Y las casas quedan fenomenales. Una ventaja adicional es que son muy frescas en verano.

  4. Ricardo
    11 enero, 2012

    Mucho gusto, Inés, excelente tu comentario y muy útil para mí, ya que no tenía ni la más remota idea de que hubiera varias empresas en Uruguay que ofrecieran soluciones “llave en mano”, prácticamente. Estoy en una etapa bastante anterior a la tuya, recién ahorrando para el terreno…, pero disfruto mucho el pensar y el recabar toda la información posible sobre mi futura vivienda. Llegué a tu blog buscando información acerca de techos verdes en viviendas contenedor. Aprovecho a consultarte, ya que veo que estás muy decidida a echar mano a esta solución, si has preguntado –me imagino que sí- cómo se aseguran de que la humedad del techo verde no termine afectando, en equis años, el techo del contenedor. ¿Qué vas a plantar en el techo? ¿Pasto? ¿Cómo pensás mantenerlo más o menos prolijo? Como ves, tengo mis dudas acerca de la practicidad de estos techos. Desde ya gracias, y de vuelta felicitarte (aunque no vayas a seguir el consejo de Sabina, de nunca tratar de volver a donde uno ha sido feliz…).
    Saludos
    Ricardo

    • Inés I.
      11 enero, 2012

      Muchas gracias, me alegro que el blog te guste. Te cuento que el tema del techo es uno de los más complejos que he encontrado. A mi me encanta la idea de un techo verde, pero cada vez resulta más evidente que voy a tener que construir un pequeño anexo, además del container. No muy grande (4.88 x 3.66, o más chico). Pero el problema es que ese sector va a ser construido de modo “semi-convencional”, asi que no va a tener el aguante de un container, y ahí el techo verde pesa mucho y me complica más.
      Asi que lo más probable es que opte por chapas de buena calidad, y deje el techo verde para un proyecto más modesto, como el gallinero (que medirá 1 x 2 o por ahí). Eso si, va a ser flor de gallinero, jejeje. Tipo americano, con madera y aislación y ventanitas y esas cosas… se me revienta la pajarilla si no hago algo, lo que sea, de construcción en madera estilo americano, asi que las futuras gallinas pueden correr con suerte. Ah si, los gustos hay que darselos en vida :)
      Volviendo a los techos, te cuento lo que he descubierto hasta ahora: El techo verde no se apoya directamente sobre el techo del container. Se hace una estructura para soportar los parantes (tipo tres hileras de ladrillos, esas si sobre el techo), y ahí se ponen los parantes (cada 60 cms o menos) y arriba los chapones de fenólico.Y a esa estructura semi-inclinada se la recubre con nylon grueso (acá en Uruguay usan nylon de silos), varias capas de nylon. Y debería llevar una cosa que se llama “membrana geo textil” que evita que las raices del pasto rompan el nylon que sirve de aislante contra el agua.
      Ah, y entre el techo del container y los chapones, va la aislación, si va a ser externa. Puede usarse lana de vidrio, cáscara de arroz, lo que quieras (igual, si no ponés nada no complica tanto, la tierra te aisla de la temperatura exterior). En mi caso si tendría que poner, para proteger los chapones de fenólico del calor de la estufa, que se va a transmitir hacia el techo desde abajo, a través del metal.
      Ya sé, ya sé, escrito así suena complicadísimo, pero en realidad son unos pocos pasos y no cuesta tanta plata armarlo. Lo que si es muuuuuuy complicado para mí es el tema del pasto.
      Tiene que ser (y esto es casi imprescindible), pasto-pasto. O sea, pasto de campo, de esa gramilla común. Nada de césped de ese que te venden en panes o en semillas.
      ¿Por qué? Porque el pasto del campo es una especie autóctona, adaptada al clima, que no crece demasiado alta y que resiste bien sin morirse las sequías y las heladas. El césped crece demasiado, hay que regarlo (y abonarlo) y no aguanta el clima adverso… un blandito al que hay que mimar, como quien dice.
      El tema da para muchísimo más, todavía tengo pendiente escribir un post entero sobre este asunto de los techos verdes. Hay un buen libro de Gernot Minke que se llama Techos verdes, una amiga arquitecta me lo prestó y vale la pena leerlo.
      Bueno, espero que te sirva de algo, me pongo las pilas y trato de armar ese post, entonces. Saludos

  5. Ricardo
    11 enero, 2012

    Gracias, sos un genio. Ahora que me desasnaste, me gusta mucho más la idea del techo verde. Según parece, incluso, las tales membranas geotextiles pueden adquirirse en Uruguay. Sufro el calor como el que más, y odio las facturas de UTE. Volveré con otras preguntillas, seguramente. Saludos

  6. pablo gonzalez
    22 octubre, 2012

    hola quiero poner un contededor en el techo de un galpon
    reforzando las cabriadas
    saben algun telefono para llamar?

  7. Dinorah
    2 noviembre, 2012

    Ines: brillante tu articulo, no solo por tu deseo de cambio de vida y tambien por la informacion que pasas. Hoy empece a ver esta posibilidad y fue todo un lujo encontrar tu articulo, gracias
    Dinorah

    • Inés I.
      2 noviembre, 2012

      Muchas gracias, y mucha suerte con lo que sea que decidas hacer.
      A mi si me decían a los 30 y pico de volver a 33 te decía que ni loca, ¡aburridísimo!. Pues al pasar los años lo que era “aburrido” pasó a ser “tranquilo”, “más cerca de todo”. No extraño nada nada a Montevideo, la verdad. Solo los amigos y compañeros de trabajo, la heladería de la esquina que hacía un helado de sambayón buenazo, y El Macromercado que era espectacular para chusmear y comprar productos raros. Pero nada más :)

  8. Beatriz
    3 febrero, 2013

    REALMENTE INCREIBLE TU INFORMACION QUE TE AGRADEZCO.
    OJALA COMO TU, PRONTO PUEDA COMPARTIR ESTOS CONOCIMIENTOS CON LA EXPERIENCIA DE MI CASA FUTURA EN SALINAS.
    MUY LINDA TU EXPERIENCIA Y NO HAY DUDA QUE TE IRA FANTASTICO EN LA TIERRA DE LOS OLIMAREÑOS
    MUY BUENOS AMIGOS POR ALLA, Y GENTE DE BUEN CORAZON
    TE ABRIRAN LOS BRAZOS Y SERAS UNA NUEVA MUJER CON GRAN ALEGRIA EN TU CORAZON
    BRINDO POR LAS MUJERES VALIENTES , QUE NO TIENEN MIEDO A LOS CAMBIOS!
    FELICITACIONES,
    BEA

    • Inés I.
      3 febrero, 2013

      Muchas gracias Bea, y mucha suerte con la construcción de tu casa en Salinas. Suerte y varias tazas de té de tilo (unas clases de relajación tampoco te vendrían mal, si hay algo que acaba con los nervios de la gente es la construcción de una casa, arghhhh)
      Y si llegás a armar un blog sobre la construcción, no te olvides de mandarme el link, a mi me encantaría leerlo. Muchos saludos

  9. augusto
    28 mayo, 2013

    hola soy arquitecto y tengo todo para armar techos verdes
    dejo mi mail…augustopalermo@gmail.com

    • Inés I.
      29 mayo, 2013

      ¿Materiales y asesoramiento técnico? Eso está bueno, los techos verdes son excelentes, aunque un poco complicados de planificar y de armar. Gracias por el dato. Saludos

  10. María Inés
    22 septiembre, 2013

    Inés, me encantó leerte, te encontré por un link que me pasaron sobre cómo hacer de un contenedor, un hogar. Estoy con toda la idea y recabando información, la diferencia es que lo quiero revestir y misma porque el dinero no me da para comprar….Si sale, te lo compartiré. Un abrazo y poné fotos cuando esté terminado. Un abrazo y arriba la naturaleza !!!

    • Inés I.
      22 septiembre, 2013

      Muuuucha suerte con tu proyecto, vas a ver que va a salir linod, lindo. Besos, y mantenenos al tanto

  11. Milton B.
    1 febrero, 2014

    … Me intriga saber como estas viviendo tu sueńo!!! Yo estoy analizando, la podibilidad de construir personalmente el mío!!!

    Así que me gustaría poder contactarme contigo? Un abrazo u mucha suerte con tu nueva vida!!!

  12. Pingback: Un post difícil de escribir | Casa Enlatada

  13. Carina
    23 agosto, 2016

    Buen día, compre un contenedor vivienda de 40 pies, le voy a acoplar un baño y un estar afuera para ganar espacio, solo que no he pensado que se le puede acoplar sin ser otro contenedor….
    Espero alguien me pueda asesorar!
    Gracias!

    • Inés I.
      23 agosto, 2016

      Depende de si es vivienda permanente o casa de playa. Vienen unos contenedores de isopanel ya prontos que incluyen un mini-baño y todo. Salían unos 8000 dólares la última vez que chequeé. Es isopanel de 5 cms, no es lo mejor para vivienda permanente pero puede servirte si es casa de playa.
      Y claro, si tenes 12.000 dólares extra para gastar podés comprarles un módulo a la gente de AlCubo (están en facebook y tienen abundantes fotos). Ellos venden módulos de 6 x 3 metros completos con bañito y todo, y es isopanel de 10 cms, mucho mejor producto que el prefabricado chino. En cualquier caso, el isopanel es la opción más rápida y fácil si vas a hacer un anexo, y hay montones de empresas en el mercado haciendo toda clase de anexos en ese material. Muchas ponen avisos en Mercadolibre.
      Lo otro que podés hacer es construir el baño de material, yo pensaba hacer eso con mi container, dejarle el baño y la cocina como anexos, hechos de material. Claro, en mi proyecto tanto el baño como la cocina eran chicos, asi que un anexo de 4 x 4 metros me daba y me sobraba para poner la puerta de entrada, la cocinita y el baño.
      Espero que te haya servido de algo, muchos saludos, y mucha suerte

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Información

Esta entrada fue publicada el 19 abril, 2011 por en PERSONAL.

Navegación

Información de contacto

Suscribirse a Casa Enlatada

A %d blogueros les gusta esto: